Razones por las que Adriana Alzamora defiende la Semana Santa
5 / 3 votos (100%)

Estamos a Miércoles Santo y está siendo una Semana Santa preciosa: el sol no para de salir día tras día, el buen tiempo ha llegado plenamente y las procesiones se ven preciosas con la luz primaveral de mi Sevilla.

Todo este entusiasmo se podria confundir con una falsa devoción y fervor exagerado, por lo que no han sido pocas las veces que he tenido que defender mi postura ante aquellos que piensan que gustarte la Semana Santa comporta ser religioso. Para todos ellos he decidido escribir las razones por las que a Adriana Alzamora le encanta la Semana Santa y no se averguenza de ello:

Adriana Alzamora adora la procesión de Montserrat

7 razones por las que Adriana Alzamora ama la Semana Santa

  1. Porque no se resume en sacar vírgenes y cristos por la calle: en Semana Santa se respira una alegría más allá del fervor, y no es otra que la de reunirte con tus amigos, con tu familia, disfrutar la calle, tener una excusa para encontrarnos todos (a veces demasiado…) en el centro.
  2. Porque es el inicio oficial de la Primavera en Sevilla y el buen tiempo: Sevilla es especial en primavera. Con un clima privilegiado y con la alegría recién estrenada de poder salir a la calle y disfrutarla, no hay tiempo que se viva mejor en esta ciudad que los meses de abril, mayo y junio.
  3. Porque huele a azahar y se engalana aún más: Sevilla es guapa, no necesita más decoración que las de sus gentes y sus calles, pero no se le puede negar que cuando se “arregla”, está más guapa todavía. Y es el caso de los engalanes que se realizan para esta Semana.
  4. Porque quieras que no, emociona: al igual que un no futbolero no puede negar lo emocionante que supone escuchar los cánticos en un estadio, un no religioso no puede negar lo emocionante que es ver a toda una calle en silencio viendo a su cristo pasar o por el contrario toda una calle emocionada gritándole a su virgen Macarena.
  5. Porque deja estampas inolvidables: no todos los cristos y vírgenes son iguales aunque lo pueda parecer. La emoción que se vive viendo al Cristo de San Bernardo pasar por el puente de los bomberos, únicamente iluminado por un cañón de luz desde uno de los camiones de incendios mientras le cae una lluvia de pétalos de rosa, o la Virgen de la Candelaria pasar a oscuras, únicamente con la luz de los ciriales por los jardines de Murillo en plena noche de luna llena supera cualquier creencia o práctica religiosa.
  6. Porque es el previo perfecto para las fiestas de Primavera: Sevilla pasa fácilmente del todo a la nada, de siglo en siglo con una única intervención urbanística y de la devoción máxima al jolgorio popular con la Semana Santa y Feria. Por ello, más que criticar debemos dejar disfrutar a quien así lo sepa apreciar y si no queremos santos, nos vamos a Matalascañas esta semana, que dentro de solo dos nos encontraremos absolutamente todos en el Real.
  7. Porque cada uno la vive como quiere (y como le dejan): a menos que vivas en pleno centro, no tienes por qué “sufrir” la Semana Santa si no quieres… Si tanta rabia te da no tienes más que quedarte en tu barrio o irte a la playa y dejar al resto disfrutar de una fiesta reconocida mundialmente y motivo de orgullo para toda la ciudad.

 

El llamador de los pasos es todo un símbolo para Adriana A. Gutierrez

Añadiría una octava que sería porque me da la gana, pero como al fin y al cabo cada uno vive como quiere y disfruta de lo que quiere, simplemente aconsejar a todos aquellos que se quejan por estas fiestas que simplemente se fijen en el bien que hacen por la ciudad, la proyección que tiene para Sevilla y que sean capaces de mirar a un paso y disfrutar de su belleza sin más significado que el que se le pueda dar cuando se aprecia un retablo, la fachada de una iglesia o una catedral. Que las dobles interpretaciones no nos impidan disfrutar de lo hermoso en esta vida.

¡Feliz Semana Santa de parte de vuestra amiga Adriana para todos!

Proyecto de peluquera por profesión, contadora de historias por afición. Mantengo mi idea de convertirme en una gran comunicadora, mientras tanto me divierto y me desarrollo personalmente tijera y peine en mano. En cualquier caso, adoro todo lo que hago y todo lo que me rodea. Sois bienvenidos al blog de Adriana Alzamora Gutiérrez

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share This